Cáncer y mutaciones genéticas - 29 Enero 2019

CANCER Y MUTACIONES GENÉTICAS

Para que sean eficaces las normas de seguridad se tiene que percibir el riesgo.

Si trabajásemos en una pared, a 30 metro de altura, sabes que si no tomamos todas las medidas de seguridad a nuestro alcance, en cualquier momento nos podemos caer y no lo volvemos a contar.

Con los productos cancerígenos o mutágenos ese riesgo parece que no se percibe porque el efecto no es inmediato, pero pasado un tiempo de haber estado expuesto a estos agentes se puede producir, de carácter muy grave e irreversible, un cáncer o un cambio permanente en el material genético.

Todos conocemos casos de trabajadores afectados por enfermedades irreversibles al haber estado en contacto con productos de este tipo hace años, en su actividad laboral, como son los casos de los trabajadores que estuvieron en contacto con amianto y ahora padecen sus efectos.

Todos en esta fábrica hemos oído hablar del FORMALDHEÍDO, un producto que se genera en los procesos de fabricación que se realizan en MICHELIN. Pues es un producto CANCERÍGENO, MUTÁGENO.

Los responsables de la empresa lo saben.

-¿No perciben el riesgo que corremos los que trabajamos expuestos a este producto?

-¿A que esperan para adoptar todas las medidas a su alcance para proteger a esos trabajadores?

Desde CGT hicimos una denuncia ante la autoridad laboral y con fecha 17-12-2018 nos contestan y dicen:

“Por lo tanto y partiendo de esta base, la empresa NO cumple con las exigencias del RD 665/1997 de 12 de mayo,”

Y da a la empresa “un plazo de seis meses para estudiar las acciones necesarias”

Sabes que la seguridad es cosa de todos y en MICHELIN es lo primero y más importante. Ya sabes, no olvides agarrarte al pasamanos al subir o bajar por una escalera.

Salud y acierto.                                    

Valladolid, a 25 de enero de 2019

Facebook twitter

"El capitalismo es el genocida más respetado del mundo."
Ernesto "Che" Guevara
0%
Buscando...